Repositorio Documental de la Universidad de Salamanca >
Repositorio Científico >
Publicaciones periódicas de la USAL >
Artefactos >
Artefactos - 2009 >
Artefactos, Vol. 2, n. 2 >



Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://hdl.handle.net/10366/72717

Vea las estadísticas del item

Google™ Scholar. Otros documentos del autor: Agazzi, Evandro
Título : La evolución entre ciencia e ideología
Autor(es) : Agazzi, Evandro
Palabras clave : Pedagogía
Education
Fecha de publicación : 17-dic-2009
Editor : Ediciones Universidad de Salamanca (España)
Citación : ArtefaCToS, 2 (2009)
Resumen : [ES] El privilegio atribuido a Darwin como representante casi único del evolucionismo no se justifica históricamente y tiene ciertos matices “ideológicos”, como resulta también del uso del término “darwinismo” que ya en el siglo xix denotaba una “escuela” y una “doctrina” más que una teoría científica. En la obra de Darwin se encuentran dos “niveles” teóricos: el primero se podría llamar “teoría evolucionista” y consiste en afirmar que las especies actuales “descienden por modificación” de especies anteriores; la segunda es una “teoría de la evolución” y trata de explicar cómo la evolución pudo realizarse. La primera ya había sido establecida por Lamarck (1809), mientras que la segunda es original de Darwin y en ella la selección natural juega un papel principal. La teoría de Darwin prevaleció, pero tampoco fue la única. La “teoría sintética”, entre 1930 y 1950, se presentó como un “renacimiento” del darwinismo y por esto a veces se le llama “neodarwinismo”. Con todo existe el riesgo de que ésta también se convierta en una doctrina intolerante, frente a otras teorías que proponen principios y modelos capaces de explicar mejor que la simple selección natural ciertas propiedades de los seres vivos.
[EN] The privilege by which Darwin is often considered as the unique representative of evolutionism has no historical justification and is rather the symptom of an “ideologization” that started already in the 19th century, when the term “Darwinism” denoted a “school” or a doctrine rather than a scientific theory. In Darwin’s own work we must distinguish a “first level” theory, that we can call an “evolutionist theory”, in which the origin of the present species is considered as the “descent with modification” from past species. And a “second level” theory, that is a “theory of evolution”, in which an explanation is proposed of how this evolution could occur. The first theory had already been established by Lamarck (1809), while the second constitutes the original contribution of Darwin, and in it natural selection plays the prominent role. Darwin’s theory prevailed, but was not the unique one. Between 1930-1950 the so-called “synthetic theory” was elaborated, which presented itself as a “rebirth” of Darwinism and for this reason is sometimes called “newdarwinism”. The risk however exists that this become an intolerant doctrine in the presence of other theories that propose other principles and models in order to explain, better than can do natural selection alone, certain features of the living beings.
URI : http://hdl.handle.net/10366/72717
ISSN : 0214-3402
Aparece en las colecciones: Artefactos, Vol. 2, n. 2

Ficheros en este ítem:

Fichero Descripción Tamaño Formato
La_evolucion_entre_ciencia_e_ideologia.pdf532,26 kBAdobe PDFVisualizar/Abrir
Favoritos y Compartir

Refworks Export

Los ítems de Gredos están protegidos por una Licencia Creative Commons, con derechos reservados.